mochila de caza

Cuando vas de caza es importante contar con el mejor equipo, un buen rifle, trípode y una mochila que te ofrezca la posibilidad de cargar todo lo que vas a necesitar. Pero a veces precisamente la mochila de caza puede arruinar la cacería por no ser lo suficientemente cómoda. Si estás dudando cómo elegir y utilizar tu mochila de caza, no te pierdas nuestros consejos.

 

1. Elige la capacidad correcta

A la hora de elegir una mochila, lo primero que debes valorar es cuánto tiempo estarás fuera de casa. Elige el tamaño de la mochila teniendo este detalle en cuenta. Si vas a pasar tres días por el monte hazte con una mochila con unos 50 litros de capacidad, lo vas a necesitar. Busca siempre mochilas con múltiples compartimentos y bolsillos, para poder cargar tu equipo y acceder a él con rapidez. Además, siempre es una buena idea que tenga un compartimento para hidratación. Fíjate en que tanto el respaldo como las asas para cargarla, sean cómodas y transpirables. Que tu mochila de caza se mimetice con el ambiente. No lleves al monte una mochila pensada para el desierto.

2. Ten cuidado con el peso

Procura no sobrecargar la mochila con cosas innecesarias. Haz una lista de cosas que puedes necesitar y no metas ningún material “por si acaso”. No metas un cortavientos “por si hace frío”, mejor consulta bien el terreno y las condiciones en las que te vas a mover. Localiza refugios y fuentes. Recuerda que todo el material extra que lleves extra sumará un peso importante que puede llegar a agotarte y arruinarte la cacería.

3. Piensa bien lo que vas a cargar y dónde

No sólo es importante que no cargues con material que no vas a utilizar, también es necesario saber colocarlo bien dentro de la mochila. Lleva las cosas ordenadas dentro de la bolsa para que se muevan lo menos posible. A la hora de organizar todas tus cosas, ten en cuenta aquellas a las que necesitarás acceso rápido. Por ejemplo, el cuchillo de supervivencia, el agua y la comida.

4. Protege tu mochila y tu equipo del agua

No te olvides nunca de llevar un cubremochilas. Con la funda protectora de lluvia te asegurarás de que aunque cambien las condiciones meteorológicas tu mochila y su contenido no se mojarán ni estropearán.

5. Se precavido

Al preparar tu mochila de caza acuérdate de llevar un kit médico, así como iluminación y baterías. Añade algo de abrigo y un kit de supervivencia que incluya cerilla impermeables, kit de costura con tijeras y un silbato. Coloca bien todos estos elementos en los diferentes bolsillos de la mochila de caza.

 

Tu mochila de caza te ayudará en la cacería

Una vez que sabes qué tipo de mochila de caza necesitas, acude a una tienda especializada para comprar la mochila más adecuada. Jara Verde, tu tienda de moda y caza te ofrece el mejor asesoramiento para ir de caza.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *